Traje típico de Jaén

De Jaenpedia
Saltar a: navegación, buscar

Traje típico de Jaén

Traje típico de Jaén.JPG


A Jaén se la conoce como "paraíso interior" por todo cuanto tiene y expone, pero sin duda, el gran desconocido es su traje típico que lo identifica y singulariza. Nace esta moda en el siglo XVIII en las clases acomodadas y que el pueblo toma para sí, haciéndolas tan propias que al final cuesta reconocer su origen burgués.

Al traje se le conoce con el nombre de Pastira (que el pueblo llano le dió) variante de pastora, probablemente del latín tardío "pastura", que tiene que ver con los pastos (aproximación al español hablado en Jaén. "Becerra Hiraldo y Vargas Labella" Universidad de Granada 1986)

Consta de diez piezas, confeccionadas de forma totalmente artesanal por personas especializadas, debido a sus muchos bordados e infinidad de detalles que adornan esta indumentaria.

- Medias Blancas, tejidas a mano con calados hasta la rodilla.

- Pantalones blancos llamados también "pololos o puchos", con encajes al filo y sujetos a la rodilla mediante cinta de raso.

- Enaguas Blancas con entredoses, jaretas, pasacintas y tiras bordadas.

- Refajo rojo con jaretas y falso postizo estampado, al borde lleva prendido un cordón azul hecho a mano.

- Falda azul marino con finas listas blancas horizontales, lleva jaretas, falso postizo estampado y cordón azul y blanco.

- Mandil azul y blanco, más claro que la falda, con listas verticales y cenefa bordada a mano.

- Faltriquera (monedero) bordado en diferentes colores, atado a la cintura, semicubierto por el mandil.

- Blusa negra de raso, con encaje blanco en el cuello y mangas, botones de azabache.

- Pañuelo sobre los hombros, estampado discreto. (Los días festivos se cambia por mantón de manila hasta la cintura)

- Pañoleta de raso roja con filo de terciopelo negro.

- Zapatos negros escotados con medio tacón, de piel (la clase pobre usaba zapatillas)


Ropa.JPG

Se adorna con pendientes largos llamados Abollanas y Cruz a juego, colgada del cuello por una fina cinta de terciopelo negra. Broche que se prende en el pecho para sujetar el mantón o pañuelo y Sortija.

Este traje alcanza su máximo esplendor el día 11 de Junio, festividad de nuestra señora de la Capilla, Patrona y Alcaldesa de la ciudad de Jaén en la Iglesia de San Ildefonso, día en el que las Jaeneras realizan la ofrenda floral ante la virgen.

Existe una leyenda sobre la pañoleta, se dice que en un ataque por sorpresa de las tropas enemigas a la ciudad salieron a defenderla las gentes del campo y las mujeres con sus pañuelos les limpiaban las heridas que les produjo dicha invasión, por ello su pañoleta se tiñó de rojo.

Es la primera vez que el traje de pastira lo lleva una muñeca de porcelana, y gracias a ella se está difundiendo el traje típico, ya que hasta ahora estaba algo en deshuso, teniendo muy buena aceptación por personas que viven dentro y fuera de la ciudad por la carga emotiva que conlleva.

Resumiendo este trabajo estaríamos hablando del Encanto de la tradición

Principales editores del artículo

Valora este artículo

3.5/5 (14 votos)