Entrega de las Llaves de Oro de la Villa de Jamilena a Nuestro Padre Jesus

De Jaenpedia
Saltar a: navegación, buscar

El domingo día 26 de junio de 1988 fue un gran día para Jamilena, pues por primera vez, su Patrón Nuestro Padre Jesús Nazareno recibía las llaves de oro de la localidad concedidas por la Corporación Municipal y entregadas por su alcalde D. Juan José Colmenero Pérez.

A las siete y treinta de la tarde, se inició la Santa Misa, presidida por D. Cosme Sánchez López, párroco de Jamilena, quien también ocupó la sagrada cátedra. Fue concelebrada por los sacerdotes hijos del pueblo, por los anteriores párrocos y por los párrocos de los pueblos circundantes.

El Ayuntamiento estaba representado por la Corporación en pleno, presidida por el alcalde y su esposa Dª María Dolores Garrido Liébana, madrina del acto. También estuvieron presentes autoridades militares, judiciales, sanitarias y educativas de ámbito local y provincial, así como la reina de las fiestas y sus damas de honor.

Durante la misa el coro parroquial dirigido por Dª Carmen Castellano Cámara interpretó las mejores canciones y D. Miguel Ángel Colmenero Garrido, trompa solista y D. Miguel del Barco, Director del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid. Al órgano tuvieron una destacadísima intervención.

Terminada la Santa Misa, la imagen de Nuestro Padre Jesús, bellamente adornada, hizo su aparición en la calle a hombros de sus costaleros, siendo recibida con un fuerte aplauso.

A la llegada a la plaza y ante la tribuna levantada en la fachada del Ayuntamiento, se interpretó el Himno de Jamilena a cargo de la Banda de música Santa Cecilia de Torredonjimeno, dirigida por D. Miguel Ángel Colmenero, autor del mismo.

El Presidente de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Jamilena, D. Juan Barranco Pérez, agradeció tan alta distinción, agradeciendo que quedaría patente en la lápida colocada en el Ayuntamiento.

El Secretario de la Corporación, D. José María Guzmán García dio lectura a la certificación del acuerdo del Pleno celebrado el día 29 de febrero, por el que se concedía por unanimidad las llaves de oro a Nuestro Padre Jesús.

A continuación y tras la presentación por parte del Presidente de la Cofradía, del pregonero oficial del acto, D. Fernando Gallardo Carpio, canónico de la Santa Iglesia Catedral de Jaén, tuvo lugar un pregón elocuente, enardecido, cargado de amor para Nuestro Padre Jesús y Jamilena. Finalizado éste, el alcalde visiblemente emocionado, colocó las llaves sobre el cuadro de Nuestro Padre Jesús, a los sones del himno nacional, del volteo de nuestras campanas, del sonido festivo de un centenar de cohetes, bajo una lluvia de pétalos de rosas arrojados desde todos los ángulos de la plaza y bajo un cielo lleno de palomas que anunciaban el mensaje de salvación de Jesucristo, lleno de amor, entrega y perdón. Jamilena llorando gozosa abrió aún mas las puertas de los corazones de todos sus hijos presentes y ausentes que tienen a Nuestro Padre Jesús como luz, esperanza y consuelo de sus vidas; constituyendo el amor a Nuestro Padre Jesús como el orgullo más grande y la herencia más preciosa que nos han dejado nuestros antepasados.

Tras estos momentos emotivos y únicos, sus costaleros dirigidos por el primer capataz de andas D. Tomás Gutiérrez Barranco elevaron a las palmas también por primera vez, el pesado trono, dándole en esa posición una vuelta completa.

Con dificultad por la mucha gene congregada se inició nuevamente la procesión, ocupando un lugar destacado D. Manuel Checa de la Cruz, padre del entonces Hermano Mayor D. Daniel Checa Cazalla, así como las representaciones de las diversas cofradías de Jamilena.

La solemne procesión hizo su recorrido tradicional engalanado en esta ocasión de manera extraordinaria para realzar uno de los actos más bonitos y entrañables que vivieron tanto la Cofradía como el pueblo de Jamilena.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

2.5/5 (4 votos)