Canciones de Carvanal de Canena

De Jaenpedia
Saltar a: navegación, buscar

Música y letra de los Hermanos Godoy - Canena (Jaén)


Con una casa un poco distanciada,

muchas gallinas podemos criar,

con el dinero que valen sus frutos,

pronto tendremos gran cantidad.


Las ilusiones durarán poco tiempo

con los estragos de la peste aviar,

¡Adiós pollitos, adiós gallinas!

¡Adiós sus frutos y el capital!




Por océanos mucho hemos recorrido,

en travesías de muy grande valor,

en nuestro buque de notable potencia

y que por nombre lleva Puchol.


Ante nosotros nunca se ha resistido

un incidente o fenómeno fatal,

porque el coraje de estos marineros

frente a la muerte, su pecho dan.


Cuando en momentos el peligro amenaza

a la cubierta todos sin vacilar,

y como héroes de la marina,

no han de temerle, ni a naufragar.




A la mujer, podemos compararla

con la higuera en plena producción,

de 15 a 20, serán las hojitas

que en primavera lucen al sol.


De 25, son las ricas brevas

¡cuidado, que es corta su recolección!

la que se "escuide" y pase a los 30,

serán los higos casi en sazón.


Las de 40, serán ya las maduras,

y de 50, las de arrugado pezón,

a los 60, el pasadero,

ya seco el higo, vayan con Dios.




Mucha clientela tiene la nueva Agencia,

con la moderna felicitación,

nos parecemos al ave de Torrubia,

que donde pica, picamos "tos".


Algunos piden los discos por docenas,

otros, quisieran pedir algunos más,

los hay que piensan tragarse la emisora,

para cuando quieran felicitar.


Estribillo

El otro día llegó un estusiasmado

casa del Agente y pidió esta cantidad:

ponga Ud. un kilo de buenas piezas,

que a mi me gusta la calidad.




En formación llegan los marineros

a presentarse ante la autoridad

y a dirigirle un cortés saludo

todos, en nombre del Capitán.


El Capitán ante el Sr. Alcalde,

ha de ponerse a su disposición

y le dirá si en algo le son útiles

estos soldados de mi vapor.


Estribillo

Estos muchachos que vienen de altas mares

quieren permiso para poder cantar,

si lo concede el Sr. Alcalde,

el pueblo entero recorrerán.




Brillante pueblo este de Canena,

que un hombre joven lo hizo popular,

con una casa recreo para todos,

con el gran nombre de Hermandad.


Gigante faro ha sido construido

con el desvelo de un fiel luchador,

que agradecidos estos marineros,

ponen su flota en disposición.


Y muy gustosos todos los admiramos,

por su desvelo en esta población,

y le pedimos siga su ruta,

porque su obra es de gran valor.




Hace algún tiempo, para escuchar la radio

había que irse hacia la Central,

en cambio ahora, el que quiera sentirlo,

puede instalarse en un arrabal.


Muchos señores, sin verlas más gordas,

en un apuro a veces se ven,

quieren ponerlo para escuchar Linares

y algunas veces sale Bailén.


Las barberías están llenas de programas,

de los agentes de esta población,

unos con Inter, otros con Philips,

el Telefunken y ... el Receptor.




Gran afición se despertó en Canena

sobre el deporte este del balón,

se construyó un campo, con sacrificio,

que poco a poco se derrumbó.


De porterías ya andamos malamente,

de jugadores, cosa regular,

la decadencia está tomando un rumbo,

que dentro de poco ya no habrá nada.


Algunas botas se han visto en la aceituna

y los balones se han puesto de barzón,

pero no enfrien, esto se arregla,

aún quedan parches y disolución.




A los señores de esta buena casa,

los marineros van a saludar,

por encontrarnos nuevamente en tierra

estos días de carnaval.


Les deseamos vivan muchos años

llenos de dicha y prosperidad,

y que no olviden a estos marineros

que hacen su vida en alta mar.


Una avería tuvimos no hace tanto,

no sabe nadie lo mucho que costó,

no se reparen en ayudarnos

para salvar esta situación.




Nuestro vapor escuela de experiencia,

que en altas mares nos enseña a navegar,

con anhelo, trabajo y sacrificio,

por todo el mundo recorrerá.


Pero nosotros que somos marineros

y nuestra vida es triste de contar,

cuando llegamos a tocar en tierra,

¡no es alegría la que nos dá!


Pero en las horas de muchas amarguras,

damos el pecho luchando con el mar,

al fin y al cabo tenemos suerte

para ante ustedes, poder cantar.




Esta comparsa abraza "tos" los gremios:

ferrocarriles, panaderos y matachín,

hay podadores, albañiles y barberos

y si falta es un alguacil.


También cogemos el ramo de hortelanos

y campesinos de estos de la azá,

pero no enfríen por esto señores,

todos unidos hemos de triunfar.


Lo que queremos es que sigan estos años,

para que aumente cada recolección,

así nosotros, habiendo cuartos,

lo pasaremos mejor.




Los abrigos tan anchones

es una moda "desajerá",

que parecen las mujeres

a las lechugas antes de atar.


La escultura de su cuerpo

les es imposible poder lucir,

menos mal que se desquitan

cuando llega el mes de Abril.


Entonces ya sueltan los abrigos

y hechan manos a las cretones,

son esas faldas tan elegantes

con su blusita de mangas cortas.


La misma manga va en el vestido,

yo creo que son mangas de chaleco,

porque hay que ver cuando alzan el brazo

lo que se vé si no estás muy lejos.


No hay que ser mal pensados

de lo que pueda ser,

que todos lo habéis visto

y sabéis lo que es.


Y si algún ignorante

necesita aprender,

pues se vé por la manga

más de media mujer.




Tenemos todo el verano,

una gran plaza en la central,

defensa de los tomates que

recolecta esta ciudad.


Se juntan varios corrillos

por la mañana, a fin de tratar

al precio que han de venderse

y por menos ¡Ni preguntar!


Ahí cuando llegan los camiones

el desconcierto no tiene igual,

todos corremos a preguntarle

si son tomates lo que vá a hechar.


Dice que sí, pero que son pocos,

este conflicto empieza a aumentar,

ya no interesan más que las cajas,

cuando volvamos las pagarán.


Y esto del precio no hay por qué preguntar,

porque estos señores no nos han de engañar,

además el acuerdo que pudimos llegar

de verderlos a tanto

y por menos ¡Ni hablar!




Exploradores de Marte


De Marte hemos bajado

a saludar al SR. Alcalde,

a las demás Jerarquías

y a todo el resto de Autoridades.


Al mismo tiempo un saludo

para este pueblo en general,

ya que atentos nos escuchan

lo que vamos a cantar.


Pues lo primero es pedir permiso

al primer Jefe de Autoridad,

como lo tenemos por costumbre

cuando llegamos a una ciudad.


Si lo concede el Sr. Alcalde

recorreremos esta población,

como otras veces ésto ha ocurrido

en estas fiestas de tradición.


Tan sólo divertirnos

nuestra misión será,

con la estancia en España

los días de Carnaval.


Hoy le damos las gracias,

que vamos a marchar

para Marte, que es nuestro

el planeta natal.


Una gran expedición

de exploradores hemos salido,

de este planeta distante

y que sus años son más crecidos.


Existe una diferencia

aproximada el doble más,

por estar más distanciados

del rayo de luz solar.


Para dedicamos nuestro viaje

aquí en la Tierra, para explorar,

y de los países ya conocidos,

como el de España no existe "ná".


Hemos andado por muchas partes,

Asia y Europa en general;

nos han quedado tres, de los cinco

que los tenemos sin explorar.


Los primeros momentos

de viajar por acá,

nos eran muy fatigables

por su clima ideal.


Pero nuestra constancia

aquí nos sometió,

y gritamos unidos:

¡Viva España y su Sol!

El miedo hacia los platillos,

hoy ya les vá a desaparecer,

verán que es un aparato

que nada tiene por qué temer.


Por ser tamaño pequeño,

marcha sin alas y sin motor,

solamente lo sostiene

a mano, el postulador.


Pues como ven, su revoloteo

lo hace tan solo por los corrillos,

no se preocupa de las personas,

solo hace ataque para el bolsillo.


Estos señores que lo conducen,

como a la abeja le pasará,

recorrerá de flores en flores

hasta que le traigan su néctar.


El néctar extraído

tomará posesión

de una gran colmena

que lleva el director.


Nosotros esperando

lo que no ha de tardar,

y es que llegue la hora

de poderla castrar.


La ciencia grande de Marte

casi agotada de progresar,

y un sabio así cabilando

con su talento pudo inventar.


Gran cantidad de platillos

que en el espacio les arrojó,

no es que fueran provechosos

pero aquí les asustó.


Aquí en la Tierra, por muchos puntos

varias personas los solían ver,

en su mayor parte eran mujeres,

que eran más fácil para creer.


Según noticias de varias partes,

hasta en el suelo se llegó a ver,

con hombrecitos muy diminutos

que parecían hechos de papel.


Hubo gran temporada

que no se oía hablar

más que de los platillos

y de dónde vendrán.


Hasta que hoy, nosotros,

lo vamos a decir,

se lanzaron de Marte

"pa" sembrar miedo aquí.


Girando sobre su eje

nuestro planeta nos despidió,

sobre un platillo volante

que circulaba sin dirección.


Nosotros que conocemos

el mecanismo de esta invención,

seguimos pronto su ruta

y aquí en tierra nos dejó.


¡Ay! Cuando vimos estas ciudades,

sus maravillas no tienen igual,

nos encantaron sus habitantes

por su dulzura y honestidad.


Tuvimos suerte en nuestro viaje

por caer en fiesta de Carnaval,

y ver el gusto "pa" divertirse

que tiene aquí todo el personal.


Cuando nos juntamos para ver de tratar

el regreso "pa" Marte y la fecha indicar,

hubo gran controversia

que tuvo que quedar,

 en no volver por la estela

que hicimos al bajar.

Gran sensación nos ha causado

al encontrarnos en esta ciudad,

con esta bonita marga

este Domingo de Carnaval.


Damos el cruce con ella

y saludamos con amistad,

deseándole un buen triunfo

en este día de festival.


Los habitantes de este planeta

muestran cariño y sinceridad,

y le brindamos a nuestro Marte

si con nosotros quieren marchar.


Tenemos sitios muy distinguidos

que les pondremos allí acoplar,

a señoritas y caballeros

y divertirse en aquel lugar.


Nuestro gusto sería

el marchar para allá,

todos en armonía

y mostrar nuestro hogar.


Quedaríamos contentos

al allí regresar,

con visitas extrañas

y un lazo de amistad.




La mujer con el tabaco, hoy ya

la vamos a comparar,

por ser grande su cosecha,

esto se ha puesto a precio normal.


Las niñas de 15 años, caldo

gallina se llamarán,

y las que ya tengan veinte,

paquetes rubios serán.


Con veinticinco, serán los puros

tan conocidos Romeo y Julieta,

y los habanos son las de 30,

por ser más grande su fortaleza.


Con 35 serán Dianas, llamados

antes los de 90,

y cuarterones de dos pesetas,

serán las que tengan ya 40.


Estas de los 50, mataquintos serán,

que aunque estén encendidas,

humo no sacarán; y tabaco verde,

de 60 "pallá", que por mucho que

chisques, encender no podrás.




Un pájaro carpintero

con otros cuatro pájaros más,

querían emprender su vuelo

para las fiestas de Navidad.


Según noticias tenemos sobre

su vuelo poco eficaz,

parece ser que las alas

no les sirven para "ná".


Pues su salida fue bien pensada

en un despacho de la Hermandad,

los resultados no han sido tan buenos

para guacharros de tanta edad.


Se dedicaron a escribir cartas

con un carácter de seriedad,

tan serias iban, que recibieron

"ná" más que parte de gravedad.


Hoy según nos dicen

los de ya más edad,

quien quiera colocarse

no se debe parar.


Además ya sabemos

lo que suele pasar

con los pajaros viejos

que no saben picar.



Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente2.00/5

2.0/5 (4 votos)