Hermandad de Nuestro Padre Jesús Cautivo (Rus)

De Jaenpedia
Saltar a: navegación, buscar

Un Poco de Historia

Los principios de los pensamientos, en ocasiones, no suelen ser fáciles de entender, hasta que el tiempo acaba encadenando la historia.

Nuestro Padre Jesús Cautivo toma su primera forma en el pensamiento de 30 músicos Nazarenos en el momento que saben de la dificultad de volver a regalar la música al rostro de su fe.

Pero “Dios que sabe cuando se mueve uno solo de nuestros cabellos.” Entendió que no podría dejar una historia de fe en manos, perdidas, de los hombres y derramó su esencia en forma de señales, para que cada uno de nosotros tuviésemos algo que construir, algo por lo que fuésemos dignos de entrar en su casa.

Y en forma de palabra nos mostró a Jesús Cautivo, el Cristo atado, negado, entregado y sereno, que repudia la ira en el momento de su prendimiento. Con una mirada tranquila hacia el camino de su propia pasión.

El mismo Jesús que entra en Jerusalén, como se cuela en nuestras almas, sin miedo haciéndonos entender que los dominios del Señor han de ser para todos los hombres que ansíen con fe.

El mismo Jesús, que en forma de cruz, arrastra todas las cargas, que hemos sido capaces de arrancarnos… para que mueran con El… para que resuciten con El… y en forma de creencia y entendimiento, se nos devuelva en tiempos de Semana Santa.

De una ilusión nace un proyecto y la difícil tarea de juntar un grupo humano, que trabaje por la fe, que tome decisiones, para que la palabra hermandad tome sentido, para dejar testimonio de que la familia cristiana ha de crecer en oficio.

Nada se construye si no brotan las ganas de hacer, sin ilusiones que cumplir, sin nada que enmendar, sin herramientas que precisen los detalles…

Quiero dejar escrito, en la historia de Nuestro Padre Jesús Cautivo, como hemos ido sintiendo su voluntad, desde incluso antes, de que Él tuviese forma.

Como si ya se sintiese vivo dentro de nuestras inquietudes, nos anima y nos empuja a dar un primer paso hacia su casa “La Iglesia”, y ponemos en conocimiento de nuestro párroco, consejero y amigo Don Juan Manuel, la idea, de poner nuestras manos en voluntad de lo que hubiera de pasar…

Complementado por diferentes donaciones de hermanos y amigos de la hermandad, constituida 2 años antes de la llegada de nuestro titular a la iglesia de nuestra Señora de la Asunción en Rus el 21 de febrero de 2009 y con un total de 244 hermanos, sin los cuales este proyecto no hubiese sido una realidad que tomará cuerpo sobre trono de cedro (terminado en una primera fase, y labrado por el taller de arte religioso Esteben e hijos) por las calles de Rus el próximo día 7 de Abril de 2009, Martes Santo.

En su primera salida procesional, irá acompañado por la banda de CCTT de Jesús Cautivo que vestirá traje de gala, y por sus hermanos y devotos que procesionarán con túnica granate, fajín en raso de color beige ceñido a la cintura, cucurucho en raso grana y capa de raso beige. El escudo ira bordado con la cruz trinitaria, sobre el brazo izquierdo.


Oración

Disfruto de pocos momentos en los que la paz me hace suspirar, pero cuando gozo de ella, me gustaría que dejara de rodar la tierra… para que no se perdiese su mirada, sobre mí… pues Él habla y yo como caminante que ansía camino, escucho, para que los 21 gramos de mi alma, que algún día perderé alimente su fuerza, con todo mi sudor entregado a su causa…

Jesús Cautivo hágase tu voluntad y no la mía, y dame fuerzas para continuar por el camino que tu me elijas… Y que sea capaz de interpretar, con templanza, tu palabra.

Que los problemas no lleguen a hacerse tan grande como la Torre de Babel, en las que se cambiaron las lenguas sobre la faz de la tierra.

Que en cada Semana Santa pueda tener un momento de silencio en el desierto de las tentaciones.

Que todos los días alguien nuevo entre a la iglesia, para conocerte.

Que sepa dejar morir en la cruz, lo que Tú quieras arrancar de mí y que sienta en cada resurrección, como las heridas dejan de sangrar en el mismo momento que el alma rebrota en caminos de Emaús.

Antes de verle con mis propios ojos, me puse frente al Santísimo y le pedí, con todas mis fuerzas, que te envolviera de la esencia del mismo Jesucristo… luego me dirigí hacia El, lo miré y me sentí Cautiva.

Invitación

Quiero por último invitar a todos los hombres, mujeres y niños, que se acerquen a El, que le pidan, que le hablen, que le pregunten, que no estamos sobrados de respuestas en este valle de lágrimas.

Que nos de palabras en la soledad y esperanza en la desolación, y que nos anime en nuestras causas y en nuestros proyectos como El sólo sabe hacer…


Texto aportado por Susana Garrido Ramírez.

Túnica

Símbolos

Imagen

Trono

Estrenos de la Hermandad

Curiosidades

Galería Multimedia

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente4.33/5

4.3/5 (6 votos)