Historia de Jamilena

De Jaenpedia
Saltar a: navegación, buscar

Historia

Orígenes

Los orígenes de Jamilena se remontan en torno a unos 2.500 años aproximadamente. La base en la que este dato se apoya es el descubrimiento en el año 1931 de una necrópolis y una serie de tumbas en el paraje conocido como la Dehesa, lugar en el que, según el informe de las excavaciones arqueológicas de ese año, se asentó un poblado anterior a la Edad del Hierro o contemporáneo, pero nó íbero. Hasta el momento solo se conoce la necrópolis, pero probablemente el poblado no debe de estar muy lejos ya que toda la zona es muy rica en yacimientos arqueológicos.

Dicha necrópolis no es lo más antiguo que se conoce, ya que en el lugar conocido como "El Calvario" aparecieron una serie de puntas de flecha e instrumentos líticos que en opinión del arqueólogo franciscano, Fr. Alejandro Recio Veganzones, pertenecen al periodo paleolítico, concretamente a la industria solutrense.

Iglesia de Jamilena

Época romana

La historia cuenta que en la montañas de Jamilena, Viriato el caudillo lusitano, luchó contra el cónsul Serviliano según "Las Colonias Gemelas Reintegradas" que nos narra la derrota que Viriato sufrió de manos del general romano Q. Fabio Máximo Serviliano en las montañas cercanas a la ciudad de Tucci (Martos). Dicha derrota significó la pérdida de poder que Viriato tenía sobre este territorio y la conquista de éste por parte de los romanos.
La concesión por parte del Emperador Octavio Augusto (siglo I) del título honorífico de Colonia Augusta Gemella Tuccitana a la zona comprendida entre Martos (Tucci), Torredonjimeno y Jamilena, hizo que esta zona fuese un lugar donde se asentaron varios veteranos legionarios romanos.
Altar mayor de la Iglesia de Jamilena

Época musulmana

Los asentamientos que existían en el territorio continuaron ocupados hasta la llegada de los musulmanes en 711. Tras la conquista pasaron a ser pequeñas alquerías que aprovechaban los numerosos manantiales que brotaban a los pies de los montes que configuran esta zona de montañas y sierras. Jamilena, rica en manantiales de agua, tenía uno característico, llamado actualmente río Cefrián, que iba desde El Hoyo (pozo–galería de construcción musulmana) pasando por los Baños de la Salvadora hasta las numerosas huertas de sus alrededores. Al mismo tiempo, Jamilena se conformaba como uno de los núcleos rurales que se articulaban entre el antiguo camino que unía Yayyan (Jaén) y Tuss (Martos).

Epoca cristiana

Ermita de San Francisco
Existe un testimonio escrito del siglo III relativo a los asistentes al concilio de Elvira (Granada), donde se cita que junto al obispo de Tucci (Martos), le acompaña un presbítero llamado León de Gemella, el cual según algunos historiadores era originario de Jamilena.


Actualmente se considera que el resto más característico de la ocupación musulmana en Jamilena era el castillo construido en el siglo XIII y actualmente desaparecido. La función del castillo de Jamilena consistía en agrupar a la población campesina en caso de un ataque enemigo y controlar y vigilar el camino entre Martos y Jaén, además de las distintas rutas serranas que conducían a Jaén.
Más tarde ese mismo castillo pasó a manos de la Orden de Calatrava tras la cesión de Martos y su territorio a los calatravos por parte del rey Fernando III el Santo, el 8 de diciembre de 1228.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente2.40/5

2.4/5 (5 votos)