Ermita de Santa Lucía (Campillo de Arenas)

De Jaenpedia
Saltar a: navegación, buscar

La historia de la ermita de Santa Lucía se remonta a 1858, cuando después de varios años de recogida de limosnas de devotos que pasaban por Puerta de Arenas y paraban a orar ante la Santa, representada, en un principio, en un cuadro colocado en una de las paredes de la roca y después por la primera imagen colocada en una pequeña hornacina, junto al túnel, abierto en 1840.

Una vez reunidos suficientes donativos, se levantó la primera ermita. A la bendición asistieron las autoridades locales y más de 2000 devotos de toda la comarca.

Aquella primera ermita de arquitectura popular, muy de gusto de la época, fue deteriorándose con el paso del tiempo, siendo necesaria su restauración en varias ocasiones. La primera reforma se hizo en 1956 por encontrarse la ermita en estado ruinoso. En 1973, se tuvo que restaurar de nuevo, quedando su arquitectura, tanto exterior como interior, muy modificada, perdiendo totalmente su aspecto original.

La ermita quedó diseñada para tres campanas y cúpula sobre el presbiterio. El techo lo cubre un rico artesonado de madera, así como el Altar Mayor, donde se encuentra la imagen de Santa Lucía. La solería y zócalo están realizados con materiales de calidad y el interior se ilumina con dos hermosas lámparas de hierro forjado. La fachada la recorre un fuerte zócalo de piedra, así como sus ventanas y puerta principal.

A finales de los años 90, se construyó el Área recreativa de Puerta de Arenas que ofrece diferentes actividades; observación de aves, jardín botánico, senderismo, merendero y zona recreativa.

Son muchas las personalidades que pasaron por Puerta de Arenas y se postraron ante la sagrada imagen de Santa Lucía para pedirle la luz de los ojos del cuerpo y la luz de la fe en el alma, así como su protección para seguir el viaje por tan peligroso camino, como era entonces.

Entre los personajes más importantes hay que destacar a Su Majestad la Reina Isabel II y a San Antonio María Claret, que le acompañaba en su séquito.

El cronista oficial de este viaje real, Francisco M.Tubino, en su hermosa crónica, nos cuenta cómo llegaron a la Puerta de Arenas, sus impresiones sobre este maravilloso lugar y otras curiosas coincidencias.

San Antonio María Claret, arzobispo de Trajanópolis y confesor de la Reina Isabel II, aprovechó el viaje real a las provincias andaluzas, que duró 48 días, para ir predicando y fundando conventos de su orden. En Jaén predicó ocho sermones el 8 de octubre de 1862, y sembró la semilla que daría lugar a la fundación de los Clareitanos en la Merced en 1885.

Este santo varón también se postró ante la sagrada imagen de Santa Lucía de Puerta de Arenas para pedirle protección y fuerzas en su fatigosa labor de predicar el Evangelio y la fe de Cristo por todas las tierras de Andalucía.

Imagen de Santa Lucía se encuentra en la llamada ermita de Santa Lucía situada en Puerta de Arenas.Su romería se celebra el domingo de Pentecostés, en, donde acuden romeros de toda España que pueden disfrutar de un auténtico regalo de la naturaleza: de los manantiales de agua, el paisaje, el río, y de la comida tradicional en los establecimientos de la zona.

Desde el siglo XIX, se celebra esta romería que tiene gran predicamiento entre las localidades vecinas. El domingo de Pentecostés, los romeros en bellas carretas parten hacia el paraje Puerta de Arenas, lugar en el que la santa, protectora de la vista, tiene una ermita.

El magnífico paraje de Puerta de Arenas está situado a 33 Km. de Jaén y 7 de Campillo de Arenas a cuyo término municipal pertenece dentro de la comarca de Sierra Mágina. Durante todo el fin de semana se puede disfrutar del espléndido paraje que rodea la Ermita de Santa Lucía, realizándose comidas campestres y amenizando la velada una popular verbena.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente2.60/5

2.6/5 (5 votos)