Prehistoria (Peal de Becerro)

De Jaenpedia
Saltar a: navegación, buscar

En el entorno de estas tierras va a tener lugar la presencia del hombre desde un momento temprano, a pesar de las duras condiciones geográficas y físicas del lugar donde se encuentra.

Quizás de un momento avanzado del Neolítico provengan los restos líticos encontrados en enclaves como Peal de Becerro, caracterizados por hojas de sílex y piezas dentículas.

En numerosas cuevas de la zona se han encontrado abundantes restos de cerámica e, incluso pinturas rupestres de tipo esquemático-levantino, como en la Cueva del Encajero, Cueva de la monja o el Abrigo de Manuel Vallejo, próximo a Quesada, donde destacan además figuras cérvidos de color rojo.

También se han encontrado dos pequeñas figuras humanas esquemáticas y diversos útiles líticos, como hachas pulimentadas, raederas, trozos de silex, brazaletes de arqueros y otras piezas, hoy expuestas en el Museo Provincial de Jaén. Igualmente se pueden observar grabados de círculos concéntricos o espirales en la roca, posiblemente simbologías mágicas o rituales. Hasta el día de hoy, se han encontrado 18 cuevas datadas entre los 4000-3000 a.de C., con diversos materiales prehistóricos de mayor o menor relevancia.

Pero será durante el Cobre final (2000 a. de C.), cerca de Cazorla, en la terraza más antigua del río Cerezuelo, próxima a la Cuesta de la Pioja y la confluencia con el río Cañamares, cuando se establecen los primeros poblados establece. Así, cerca de aquí, en el cerro conocido como la Loma del Bellotón, se ubica un pequeño poblado de la cultura del Bronce (1500 a.de C.).

Pinturas rupestres

En la cueva y abrigos de la Sierra de Cazorla se hallan varios ejemplos de pintura rupestre de tipo levantino, con una cronología en torno a 3000 a. de C. Algunas representan figuras esquemáticas, cérvidos de color rojo y figurillas humanas; otras incisiones en la roca y círculos concéntricos o espirales. Pero sobre todo llama la atención la impresión de las manos de un niño sobre una pared rocosa en la cueva de Clarillo.

En el año 1998 la UNESCO declaró Patrimonio de la Humanidad al arco mediterráneo de pintura rupestre, en las que Andalucía tiene su representación en Jaén, Granada y Almería. Son ocho cuevas de la comarca, todas en el término municipal de Quesada, las que forman parte de este valioso conjunto.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente2.29/5

2.3/5 (7 votos)