María Santísima de la Amargura (Rus)

De Jaenpedia
Saltar a: navegación, buscar

Historia

Si nos remitimos a las fechas anteriores a la Semana Santa del año 1986, recordaremos la llegada a Rus da la nueva imagen del Cristo de la Buena Muerte acompañada de la de su Santa Madre la Virgen de la Amargura.

Según el autor, D. Salvador Palau Baños, que donó esta Dolorosa, sus deseos eran que figurase en el Templo al pie de la Cruz de Cristo y lo acompañara en procesión. Además, también contribuyó con la aportación de la salla de la Virgen en brocado de seda, el encaje para el tocado del rostro, el puñal de plata y el galón que figura en el manto de terciopelo granate que regaló el cofrade Joaquín Martínez.

Como todos los hermanos sabemos, hasta el día once de Junio de 1999, Nuestra Señora de la Amargura permaneció en el domicilio de la familia Martínez Raya, fecha en la que ocupó digno lugar, ahora en la Iglesia junto a la antigua imagen del Cristo de la Buena Muerte.

Ilusión unánime de ésta Hermandad, es ver a Nuestra Señora procesionando junto a su Hijo en medio del fervor que muestran las calles de Rus en Semana Santa.

Por fín, después de muchos años, María Santísima de la Amargura va a contribuir a que la Semana Santa de 2003 de Rus sea más esplendorosa, si cabe, procesionando por primera vez, en la Estación de Penitencia de nuestra Cofradía.

Sobre un trono de metal repujado y bañado en plata de Primera Ley, era portada por 32 costaleras y 2 costaleros. El trono fue adornado por Joaquín Martínez Raya, que corrió con los gastos de los dos tronos. Paca Lorite, Carmen Lorite y Diego Ruiz, vistieron a la virgen con la mayor elegancia. Estrenaba corona realizada en material repujado y calado y terminada en chapado en oro fino de 24 quilates, vestido, tocado, pecherín y capota... todo ello cosido y bordado por las manos maestras de Paca y de una forma totalmente desinteresada y gratuita. En Semana Santa de 2004, estrenaría un nuevo manto cosido y bordado también por Paca.

Estrenos de la Imagen

Túnicas

Galería Multimedia

Principales editores del artículo

Valora este artículo

2.0/5 (4 votos)