Juan Almazán González

De Jaenpedia
Saltar a: navegación, buscar

Nace nuestro protagonista en Cárcheles el día 14 de marzo de 1913, fruto del matrimonio formado por Juan Almazán Mata, agricultor de profesión y Antonia González Gómez que tienen dos hijos más, Cristóbal y Ana María.

Su infancia transcurre feliz en su pequeño pueblo y según palabras suyas "era un niño alegre y juguetón". Asiste a la escuela desde los 6 años y es tanta su voluntad y deseo de aprender que junto al interés de sus padres y a la influencia una vez más de un maestro, en este caso de Granada que ejerce en Carchel, decide irse a la ciudad de la Alhambra para estudiar primero en las Escuelas del Ave María y posteriormente en la Escuela Normal del Magisterio Primario.

Con brillantes calificaciones obtiene con 20 años el Título de Maestro de Primera Enseñanza. Corría el año 1933.

Recluta del reemplazo del 34, queda exento para el Servicio Militar por la minusvalía que tiene (deformidad en el pie derecho).

Comenta D. Juan que "para nada me afectó esto en mi vida".

En Febrero de 1935 obtiene su primer destino en Cazalilla, "todavía conservamos relaciones con gente de allí y eso que solo estuve un año".

Tengo que señalar la felicidad que nos produce a todos los que sentimos y amamos esta profesión la novedad que nos produce servir la primera escuela.

Los años que dura la pesadilla de la cruel e injusta Guerra Civil entre los españoles, D. Juan ejerce de maestro aunque de forma irregular en Cambil.

Acabada ésta es destinado del 1939 al 1941 con un sueldo anual, de tres mil pesetas, a Villardompardo.

En este último año hay Oposiciones y las aprueba con buena puntuación siendo destinado ya como Propietario Provisional primero a Villanueva del Arzobispo y después a Santiago de Calatrava.

En este último pueblo un curso da clases a un grupo de 30 adultos y otro se viene a Campillo de Arenas propiciando que un maestro de aquí se pueda ir con su mujer destinada a la sazón en Santiago.

En 1946 y por concurso de traslados obtiene plaza definitiva en la localidad de Noalejo gozando de un ascenso de sueldo a 6.000 pesetas anuales ¡menudo sueldo el de los maestros entonces! Llega el momento de contraer matrimonio y lo hace con su novia de siempre Antonia Ramos Aranda, hija de una reconocida familia de Carchel.

La boda se realiza a mediados de Septiembre y tiene D. Juan que dejar atendida la escuela por su cuenta durante 15 días a cargo de D. Juan Osorio Santos.

Entonces no te ponían el sustituto. Del matrimonio nacerían tres hijos: Antonia, mi buen amigo Juanito y Ana.
Por fin se cumple el deseo de D. Juan que no es otro que obtener plaza en Carchelejo. Era el año 1950 y aquí ejerce su profesión 25 años.

Profunda huella dejará en el pueblo, en su pueblo, no en vano durante esos años se produce la fusión de Carchel y Carchelejo en un solo municipio y según él "fue algo muy positivo".

Establece aquí su domicilio, calle Pilar nº 7 y durante muchos años vive y dedica todo su esfuerzo en mejorar la enseñanza en nuestro pueblo. Hombre honrado y trabajador, preparado y comprometido con su profesión, enseñó, educó, formó y aconsejó a multitud de carchelejeros que hoy le estamos agradecidos.

Sus "aulas", desde la casa de Joyanes hasta las escuelas actuales, pasando por el Ayuntamiento viejo eran clases donde había que trabajar y donde se enseñaba aparte de Lengua, Matemáticas, Geografía etc., a respetar, a obedecer, a convivir. Eso sí, con disciplina, algo tan deteriorado en la actualidad.

Durante esos años se vive la transformación de la enseñanza en nuestro pueblo y en general: Recuerda D. Juan los braseros de lata que llevábamos los niños para combatir el frío de las escuelas, los vasos de hojalata para tomarnos la leche, el queso que se repartía y que decían que lo mandaban los americanos para remediar las carencias de los niños españoles. Los materiales que usábamos, pizarra y pizarrín, plumas y tinteros, cartillas y Enciclopedia Álvarez. Era la época del carretón que nos fabricábamos para bajar por la "Cuestecilla la Penas".

De cuatro clases, dos de niños y dos de niñas de la década de los 50 se pasa a ocho tomando el colegio el nombre de Agrupación Escolar Mixta “Nuestra Señora del Rosario” en los 60. Además en el 1964 y en presencia del Sr. Inspector, D. Juan es elegido por sus compañeros como Director del Colegio. De esos años nuestro protagonista recuerda con cariño a Dª. Lourdes Sedeño, D.Lorenzo Gómez, Dª Juana Cabrera, D. Narciso González, Dª Elena Muñoz, Dª Elia Lombardo, D. Francisco Cobo: Todos ellos dejaron también su huella en nuestro pueblo.
Otro logro es la transformación del Colegio en centro comarcal con los servicios de comedor y transporte para alumnos que vienen de Carchel y la Cerradura. Además de la escuela, D. Juan prepara a numerosos alumnos para Ingreso y los cuatro cursos de Bachillerato con notable éxito, ve crecer a sus hijos y todavía le queda tiempo para dedicarse a su afición favorita: la caza con el pájaro de perdiz y con perros.
Poseedor de varios votos de gracia por su reconocida labor, tiene a gala haberse llevado bien con compañeros, padres y autoridades. El que suscribe y mis hermanas tuvimos la suerte de ser sus alumnos varios años y yo particularmente su compañero durante un curso que no olvidaré aquí en mi pueblo.

D. Juan merece toda nuestra admiración y respeto. No quiero que se me olvide destacar que D. Juan siempre iba impecable en su ropa y esmerado en su aseo personal.
Cumplidor de su trabajo, tan solo en el año 1966 estuvo dos meses sin asistir a clase de baja médica por un problema lumbar que será la causa que propicie su jubilación en Diciembre de 1975 a los 62 años de edad. Nada más y nada menos que 40 años de servicio conforman su hoja de servicios.

Hoy con 93 años, goza en su casa del cariño de los suyos, esposa, hijos y nietos, además de la paz, la tranquilidad y la felicidad que da el haber dedicado toda su vida a educar y enseñar a los niños.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente2.71/5

2.7/5 (7 votos)