Bolos Serranos (Orcera)

De Jaenpedia
Saltar a: navegación, buscar

Introducción

En la Sierra de Segura se han practicado desde tiempo inmemorial la bolea y los bolos serranos.

Sobre el juego de la bolea existen en Orcera documentos del siglo XVIII en los que se menciona el lugar conocido como La Bolea, nombre que se ha mantenido hasta hoy y que hace referencia a la práctica de este deporte.

Santiago González Santoro recopiló la tradición oral correspondiente a estos deportes e intentó que se volvieran a practicar organizando en 1969 el I Campeonato Comarcal de Bolos Serranos que se sigue celebrando hasta nuestros días.

En los años 80 se llevó a cabo la construcción de numerosas pistas ampliándose la práctica de los bolos serranos a numerosos lugares de la comarca. En 1998 se crea la Federación Andaluza de Bolos Serranos y se celebra la I Copa Diputación donde el deporte alcanza su máximo auge.

Los ayuntamientos de los pueblos de la Sierra de Segura organizan durante sus fiestas patronales campeonatos de bolos serranos apareciendo así tres tipos de campeonatos: locales, de la Copa Diputación: Memorial Santiago Gónzález Santoro y de la Federación Andaluza de Bolos.

En 2002 murió Santiago González Santoro y desde entonces los bolos serranos han entrado en un proceso de estancamiento en muchos lugares al no desempeñarse esa labor tan importante que sólo él sabía hacer con tanta entrega e ilusión.

Modalidades

Modalidad Valle

Es la más practicada en la zona del valle de Segura de la Sierra. Destacan por su gran afición pueblos como Beas de Segura, Arroyo del Ojanco, Orcera, Hornos o Cortijos Nuevos (Segura de la Sierra).

Esta modalidad se juega por parejas y no se podrá cambiar de compañero durante el transcurso de la competición. Se realizarán dos tiradas clasificatorias y pasarán a la final la mitad de los clasificados optando a los premios establecidos para las primeras tres o cuatro parejas y a título particular en el trofeo a la mayor puntuación individual y a la mejor tirada.

En la modalidad valle se realizan dos tiradas y al final de las mismas se realiza la suma de los bolos pasando a la fase final la mitad de las parejas inscritas en función de la puntuación obtenida. En esta modalidad se utilizan 3 mingos y su puntuación es la siguiente:

Para que la tirada sea válida la bola ha de pasar la línea de borre y desde allí se vuelve a tirar aunque esta vez los mingos valen 2 bolos cada uno. De esta manera la tirada hacia la línea de borre supone 7 bolos y la de vuelta 6. Sin embargo existe la posibilidad de hacer más puntuación llevando el primer mingo más allá de la línea de borre junto a la bola, pasando su valor de 4 a 10 bolos.

De esta manera en un campeonato la tirada máxima que puede hacer un bolero es de 19 bolos. Atención: - Si el mingo pasa la línea de borre pero la bola no, se colocará la bola en el lugar del primer mingo y el jugador intentará darle con el mismo. Si lo consigue la puntuación será de 10 más los mingos que haya derribado tanto en el primer lanzamiento como en que lanza el mingo hacia la bola. Si no le da, la jugada valdrá 5 más los puntos correspondientes a los mingos que hubiera derribado. - Para tirar desde la línea de borre es necesario que la bola sobrepase está línea. En caso de no hacerlo y quedarse cerca de la misma el jugador puede dejar la bola y si su compañero consigue que sobre pase la línea de borre serán válidos los puntos de ambos. - Si el mingo pasa la línea de borre y rodando vuelve a quedar antes de dicha línea su valor será de 10 bolos.

Alta Montaña

Las competiciones de alta montaña tienen su escenario principalmente en la parte de sierra de la comarca de Segura, especialmente en la zona de Santiago de la Espada. En Cazorla también se practica casi en exclusiva esta modalidad de bolos así como en muchas zonas de las sierras de las Villas. Tradicionalmente está modalidad se jugaba por equipos aunque hoy se juega de forma individual.

El juego se desarrolla con un único mingo y su valor varía entre 3 bolos en la zona de Santiago de la Espada y cinco en otras zonas de la sierra como por ejemplo Río Madera, Arroyo del Ojanco o Beas de Segura. En cuanto a las líneas existe una línea de mano o tirada y una de borre, a partir de la cual se distribuyen una serie de líneas que van de 10 en 10 bolos hasta llegar a más de 100 en algunos casos. Según el lugar donde se juegue se contabilizará lo que quede más cerca de la línea de borre, bien la bola, bien el mingo.

La competición individual se realiza a tres o cinco tiradas por jugador según el número de participantes que se reúnan. Para el desarrollo del juego se hacen las llamadas “escuadras”, grupos de cinco participantes y cuya finalidad es la de organizar el correcto desarrollo del juego ya que se reparten la tarea de colocar el mingo a la escuadra precedente y de “volver las bolas” ya que no hay tirada de vuelta (birle, birre) en esta modalidad. Se podrán inscribir los participantes durante el transcurso de la primera ronda de las tres o cinco de que consta la competición.

La clasificación se establece a partir de la puntuación total obtenida en las tres o cinco tiradas, existiendo premios atendiendo a la clasificación y a la mejor tirada.

Vídeos

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente2.33/5

2.3/5 (3 votos)