Mancha Real

De Jaenpedia
(Redirigido desde «Mancha real»)
Saltar a: navegación, buscar
Comarca:
Metropolitana de Jaén
Población:
10.431 habitantes.
Altitud:
770 metros.
Superficie Física:
97 km2.
Gentilicio:
Manchego/a o mancharrealeño/a


Descripción

Mancha Real es una localidad de la provincia de Jaén En el año 2006 contaba con 10.431 habitantes. Su extensión superficial es de 97 km² y tiene una densidad de 107,53 hab/km². Sus coordenadas geográficas son 37°47′N, 3°36′O Se encuentra situada a una altitud de 770 metros y a 19 kilómetros de la capital de provincia, Jaén.


Mancha Real. Andalucía es de cine


Este municipio ocupa todo la franja Este de la comarca de Jaén, desde las estribaciones de Sierra Mágina al sur, hasta el río Guadalquivir al norte.

Al sur del municipio se encuentran los terrenos forestales del municipio, para desde aquí convertirse en campiña olivarera, suavemente ondulada que va descendiendo hasta el Guadalquivir.

En este municipio hay un equilibrio de la actividad económica que se reparte entre la olivicultura y la industria oleícola, muy desarrollada, la industria del mueble de madera, en fuerte crecimiento y la industria de aperos y maquinaria agrícola y la fabricación de ordenadores, que en conjunto hacen de este municipio uno de los más ricos y dinámicos de la provincia.

Geografía

Parajes Naturales


Clima

Comunicaciones

Mapa situacion.gif

Carreteras

Carretera local que empalma con la autovía A-44 y la carretera nacional Bailén-Motril. Carretera local que enlaza con Mancha Real y la Loma de Úbeda. Caminos vecinales hacia Torres, Pegalajar, Ubeda.....

Callejero

Demografía

Ver datos estadísticos de la población de Mancha Real


Economía

Ver Datos estadísticos de la economía de Mancha Real


Historia

Las primeras señales de presencia del hombre en las tierras de Mancha Real se remontan a la época del Paleolítico, en el asentamiento de El Soguero. Durante el Neolítico (V y IV milenio a C.) y en la Edad del Bronce (III milenio a C.) hubo abundantes asentamientos en esta zona, entre los que se hallan los de Piedras Gil, Cerro Moreno, Cerro Alcalá y Peñaflor.

La etapa ibérica queda evidenciada en los asentamientos de El Toril y Las Casicas. El primero de ellos ha sido identificado con la legendaria ciudad de Letrania, aunque algunos estudiosos ubican aquí otra hipotética ciudad, la de Gaiscal. En tiempos de los romanos se localiza en Cerro Alcalá la Ossigi Latonium, citada por las fuentes, que tuvo un estatuto privilegiado. En su entorno abundaron un gran número de villas: El Pino, Cirueña, Las Pilas, La Puente, etcétera.

Durante la época del Islám la zona ya estaba poblada por pequeñas aldeas (alquerías), una de las cuales es la de Peñaflor, que por los estudios arqueológicos sabemos que tenía entre 20 y 30 viviendas. Tras la reconquista cristiana se mantuvo este poblamiento disperso en torno a torres de control, entre las que se cuenta las de Peñaflor, el Risquillo, la Torre del Sordo, y otras.

En cuanto al núcleo actual de población, la ciudad de Mancha Real fue fundada por Carlos V en el año 1537, dando con ello cumplida cuenta de los deseos expresados por su madre doña Juana, en 1508. La villa tomó el nombre de La Manchuela. El motivo de su fundación se enmarca en el proceso repoblador de estas tierras tras la finalización de la Reconquista, para salvaguarda y defensa de los caminos.

La previsión primera para la Manchuela era la de acoger unas 100 familias, pero pronto quedó desbordada ante la llegada de gentes de los pueblos de los alrededores que se asentaron en este lugar. Tan sólo 50 años después de su fundación ya contaba con 1.660 habitantes.

El auge y la consolidación de la Manchuela como núcleo de población llevó a la lucha por su independencia de la capital, Jaén, desde casi el principio de su fundación (1557). Felipe II le otorgó el título de Villa, no sin antes haber desembolsado sus vecinos una importante suma de dinero, 58.000 reales. A pesar de este reconocimiento no pararon los conflictos entre esta villa y la ciudad de Jaén.

De la importancia tomada por La Manchuela es testimonio la parada en el viaje regio de Felipe IV en 1635 en este lugar, lo que llevó a su cambio de nombre por el actual de "Mancha Real".

La ciudad siguió aumentando durante el siglo XVIII, hasta llegar a duplicar la cifra del XVI, a finales de la centuria. A mitad del siglo XIX ya tenía unos 3.996 habitantes y a final de siglo pasaba de los 6.000.


Cultura

Turismo

Puntos de interés

*Castillo de Ríez (Bien de Interés Cultural, año 1985): Podría ser éste un antiguo castillo existente en la campiña de Auringi, cuando las legiones romanas al mando de Escipión se apoderaron de Jaén y los cartagineses fueron vencidos en la batalla de Cástulo. Pertenecía a la provincia Tarraconense y se alzaba junto al camino romano de Guadix a Cástulo. La fortaleza fue arrasada y destruida con las invasiones bárbaras y reconstruida en los últimos años de la dominación visigoda, pero fue también saqueada tras la conquista árabe. En tiempos de Fernando III el Santo, tras la toma de Jaén, este castillo de Ríez fue reconstruido para la defensa de la campiña de la zona, muy amenazada por las intrusiones y correrías andalusíes. En la actualidad sólo algunos trazos de muros presuponen su existencia.


Edificios y monumentos

Arquitectura civil

*Torre del Risquillo (Bien de Interés Cultural, año 1985): Se encuentra situado en un yacimiento, en un pequeño cerro en el que se localiza esta torre de forma cuadrángular que conserva una altura de unos 4 metros. En superficie aparecen elementos cerámicos vidriados, de la época medieval, y también algunos de la época romana, sin que de esta fase se conserve alguna estructura.

*Casa de Diego Martínez Vadillos: Arquitectura Palaciega del siglo XVII también conocida como "Casa de doña Paz", quien, junto a sus dos hijas, la habitó en régimen de usufructo hasta su fallecimiento. De la casa destaca su interesante portada, realizada en piedra, que enmarca su hueco de acceso acabado en medio punto entre pilastras estriadas, donde apoya un entablamento donde muestra un escudo nobiliario y del que surge un frontón recto partido. La casa fue proyectada por el célebre Eufrasio López de Rojas, quien además intervino en las obras de edificación de la iglesia de San Juan Evangelista de esta ciudad.


Arquitectura religiosa

*Iglesia de San Juan Evangelista (Bien de Interés Cultural, año 1983): Templo que comienza a construirse en el siglo XVI bajo dirección de Andrés de Vandelvira y se acaba en el XVIII. Otros importantes arquitectos vinculados a esta interesante iglesia son: Juan de Aranda Salazar, Eufrasio López de Rojas o Ventura Rodríguez. La iglesia es de planta de salón, con tres naves de igual altura, que se cubren con bóvedas de media naranja la central, y con bóvedas vaídas en las laterales, descansando en columnas intermedias. Muy interesante es también el exterior, con gruesos contrafuertes y dos portadas, una al sur fechada en 1575 y atribuida a Vandelvira, y otra al oeste, de 1639, con relieve del santo titular, obra de Aranda Salazar. La torre, en ángulo, fue proyectada por Eufrasio López de Rojas, coronada en el siglo XVIII y rehecha modernamente.

*Convento de San Juan de la Cruz: Antiguo convento, cuya fundación data del año 1586, y que es hoy está convertida en una vivienda particular. De la antigua fundación solo se conserva una pequeña parte de la fachada, un tramo de muro exterior que aparece dividido en tres tramos por pilastras, siendo los dos laterales ciegos y el central abierto por la puerta de acceso. Esta portada, muy sencilla, consta de un arco de medio punto sobre impostas con clave resaltada y jambas apoyadas en zócalo. El eje de cada una de las pilastras se corona con pináculos de remate piramidal.

*Ermita de San Marcos: Pequeña iglesia del siglo XVIII que se encuentra situada al sur de la localidad, en la calle de su mismo nombre y muy próxima al parque de la Alameda. Se accede a su interior a través de un arco de medio punto realizado en piedra, sobre la que presenta un cuadro cerámico con la imagen del santo titular. Sobre un zócalo de piedra vista se levantan las fachadas de esta ermita de paredes blancas, con molduras muy planas en las esquinas y el enmarcado de la entrada, y con cubierta de tejas a cuatro aguas.

*Ermita de la Inmaculada: Situada al norte de la localidad, al final del parque Municipal, esta ermita data del siglo XVIII. Su fachada principal cuenta con un banco corrido a los pies, y se accede a su interior a través de un arco de medio punto de ladrillo visto rematado por una pequeña hornacina. Corona la composición una espadaña de un hueco para campana y sobre ella una cruz de hierro.


Gastronomía

Ver artículo sobre la gastronomía de Mancha Real

Todavía se guardan en algunas casas de Mancha Real las recetas antiguas que a viva voz y a pie de fogón han sido transmitidas de unas generaciones a otras. Platos que aún quedan son unos singulares papajotes –masa blanda de harina y agua que se fríe en abundante aceite de oliva–, y que en Mancha Real se pasan por la sartén con la ayuda de un molde de hierro que les da forma de rosquillos, y que cuando ya están fritos se espolvorean con canela y azúcar, si se quiere, siendo en algo sencillo y un acompañante especial para el café con leche a la hora de los desayunos y las meriendas.


Fiestas

Hoguera o falla de la Fiesta de San José, patrón de los carpinteros, en las Fiestas populares de Mancha Real.

Artículo principal: Fiestas populares de Mancha Real


Sociedad

Ver datos estadísticos de la sociedad de Mancha Real

Centros educativos

Centros de Salud

Deportes

Bibliografía

Referencia

Este artículo incorpora material de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia GFDL.


Entradas relacionadas

Enlaces externos

Principales editores del artículo

Hay 2 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

0.0/5 (0 votos)