Castillo de Locubín

De Jaenpedia
Saltar a: navegación, buscar
Comarca:
Sierra Sur
Población:
5.009 habitantes.
Altitud:
706 metros.
Superficie Física:
104 km2.
Gentilicio:
Castilleros


Descripción

Castillo de Locubín es una localidad de la provincia de Jaén En el año 2008 contaba con 4.880 habitantes. Su extensión superficial es de 104 km² y tiene una densidad de 48,16 hab/km². Sus coordenadas geográficas son 37°31' N, 3°56' O. Se encuentra situada a una altitud de 706 metros y a 68 kilómetros de la capital de provincia, Jaén.

Su término municipal es muy accidentado, con montes al sur, este, oeste y nordeste de más de 1.000 m de altitud, abriéndose en los terrenos de vega del río San Juan, al noroeste. El núcleo urbano se sitúa en el fondo de la gran depresión que forman estos montes y junto al nacimiento del río San Juan. No obstante, el 70% de la superficie municipal se encuentra cultivada. La actividad económica está basada en la agricultura y la ganadería, siendo el cultivo del olivar el principal, seguido del cerezo. La vega del río es muy rica en frutales y cultivos hortícolas, destacando el del cerezo.

Geografía

Espacios naturales

En el término municipal de Castillo de Locubín encontramos un paraje que, sin ser un bosque importante, es interesante desde un punto de vista botánico. Se trata del nacimiento del río San Juan, en el que hay un estanque con abundantes álamos blancos y que ha sido habilitado hace varios años como merendero.

Los vegetales de la mayor parte del paraje son matorrales de alto calibre, como el lentisco o la coscoja, que están acompañados de otras matas de menor tamaño, pero siempre de carácter leñoso. En las zonas menos degradadas aparecen elementos tales como la oreja de liebre, la jara blanca, los matagallos, el romero o el tomillo.

Entre las hierbas y matas de pequeño porte que aparecen pueden citarse los asperones, la sarajeña, el pericón, el lino blanco o la hierba de la crujía. En los bordes del camino y en las márgenes del río los vegetales que se dan son, debido a la acción humana, fundamentalmente nitrófilos o bien ruderales (plantas de borde de caminos).

Nacimiento del río San Juan, en Castillo de Locubín.

En los alrededores del pueblo se localizan varias zonas de roquedos (por ejemplo en el cerro del Agua) con abundante matorral asociado. En estas formaciones se establece una fauna típica y variada. Entre los insectos típicos de estos lugares hay dos de conducta llamativa. La avispa alfarera construye para su larva una vasija de barro esférica y con cuello de botella. Su ubicación normales bajo los pequeños salientes de la piedra, de forma que quedan protegidas de las inclemencias del tiempo. Otro insecto típico en las zonas de arena fina que se acumula bajo los roquedos es la hormiga león; no se trata en realidad de una hormiga sino de la larva de un neuróptero, un insecto alado de unos 2 o 3centímetros. Esta larva es carnívora y crea una trampa muy eficaz para capturar sus presas. Moviéndose en espiral sobre la arena, genera un embudo de pendientes empinadas, en el fondo del cual se entierra. De esa forma, cuando algún pequeño insecto pasea por el borde del embudo, la arena de éste se desprende y le hace caer hasta el fondo, donde la larva lo captura rápidamente.

Al contrario que la hormiga león, la lagartija colilarga no utiliza trampas para la caza, ya que confía en su gran agilidad para un ataque y persecución rápidos. Es frecuente verla tomando el sol sobre las rocas, de donde suele huir a toda velocidad para refugiarse en las grietas más estrechas.

En cuanto a las aves, hay varios grupos de ellas que viven asociados a estos roquedos. No es raro ver moverse de piedra en piedra a un pequeño pájaro de color negro o marrón oscuro y con la cola llamativamente blanca. Se trata de la collalba negra, que desarrolla toda su vida en torno a los roquedos, ya que se alimenta y cría en ellos. Más pequeño que la collalba, y más fácil de escuchar que de ver, es el chochín, cuyo nombre científico -Troglodytes troglodites- indica su hábito de nidificar en pequeños huecos de las rocas. Otro pájaro cuyo nombre le asocia claramente a estos lugares es el roquero solitario. Se trata de un pájaro de tamaño algo menor que el de un mirlo y, aunque parece negro a simple vista, el macho es de una bella tonalidad azul oscuro con brillos metálicos.

Clima

En Castillo de Locubín, predomina el clima mediterráneo. Caracterizado por sus inviernos húmedos y templados; y los veranos secos y calurosos. Aunque la principal característica de este clima es la presencia de un periodo de uno o varios meses de sequía, seguido de otro periodo de lluvias torrenciales y una amplitud de más de 15 ºC.

Demografía

Ver datos estadísticos de la población de Castillo de Locubín

Economía

Ver Datos estadísticos de la economía de Castillo de Locubín

Historia

Los primeros testimonios de la presencia humana en este municipio se remontan al IV milenio antes de Cristo, en las cuevas del plato y la chatarra, habitada con pastores que fabricaron cerámicas decoradas con incisiones. De la Edad del Bronce o Cobre final es el poblado de la Campana cerca de la venta del charco. antiguo hospital del la orden de Santiago.

En su término municipal se localiza el poblado de cabeza baja de encina hermosa, que se identificado con Ipolcobulcula. Un gran centro población la fortificado, de 9 hectáreas, fundado en un momento tardío de la cultura Ibérica y que alcanzó su desarrollo en la etapa alto imperial romana, en el siglo I de nuestra era. Otro asentamiento de época Ibérica y que se mantuvo en época romana es de la torre de la Gorgolla. A la etapa imperial corresponde la villa romana del Cortijo del Baño, en Venta del Carrizal.

Durante la etapa islámica fue conocido Hins al-Uqbin, que unos traduce por Castillo de la Águilas y otros Castillo de las Cuevas. Durante las últimas décadas del siglo IX y las iniciales del X, estuvo envuelta en la revuelta muladí. El año 918, el califa Abd Al-Rahman III aplastó la rebelión. Tras la ruptura de la unidad mantenida en el califato, Castillo de Locubín quedaría en manos de los ziríes de Granada posteriormente en el distrito catastral encabezado por Alcalá la Real.

Por su posición fronteriza pasó varias veces de manos musulmanas a castellanas.

En tiempos de las conquistas de Fernando III formó parte de los territorios de la orden de Calatrava, constituyendo uno de los límites avanzados de la encomienda de Martos. Fue definitivamente conquistada por Alfonso XI en 1341 y cuatro años más tarde el rey firmaba en Burgos un privilegio por el que donaba el pueblo y castillo a la ciudad de Alcala la Real, como merced a sus servicios.

Esta dependencia civil y religiosa de Castillo respecto a Alcalá la Real perduró hasta las primeras décadas del XIX.

En el año 1600 los vecinos reclamaron por primera vez y sin éxito su segregación. En 1627 el rey Felipe IV vendía el lugar al marqués de Trujillo, lo que significaba su segregación. Pero esta situación duro poco: en 1693 pasa de nuevo a la corona y en 1729 se solicitaba mediante pleito la separación, pero nuevamente ganaron los argumentos de Alcalá la Real. En 1810 la consiguió pero por muy poco tiempo, ya que en 1814 pasa a depender de nuevo de Alcalá la Real. De nuevo se independizó en 1820 hasta 1823 y fue en 1835 cuando consiguió emanciparse definitivamente.

Durante todo este periodo la población fue creciendo y afianzándose: si en 1627 contaba con una población de 400 vecinos, a principios del XIX el número se elevaba a 1.075 y a finales la misma centuria eran 6.274 habitantes.


Cultura

Turismo

Puntos de interés

*Casa Museo Antiguo Hospital de la Orden de Calatrava: Casa-Museo de Artes y Costumbres Populares situada en la Calle Josefa Mena, 18, antaño denominada Calle del Cubillo. Tiene su sede en un noble y amplio edificio del siglo XVIII, recuperado y rehabilitado por su creador y puesto al servicio de los intereses de la localidad. El edificio muestra las características de la arquitectura señorial y doméstica de la zona; consta de tres plantas y está centrada por una elegante portada de piedra labrada que responde a un esquema propio de las tierras de Jaén de la época. Su espacio interior ha sido ambientado con mobiliario de época y acoge una nutrida y selecta colección de piezas propias de la vida doméstica y artesanal de los siglos pasados.

*Lavadero del Nacimiento: Lavadero público que data de 1900, creado aprovechando un manantial natural. Conserva sus 26 piedras de lavar originales, habiendo sido restaurados los pilares y su cubierta. Tiene su acceso desde el Parque, por la calle Empedrada. Presenta planta regular y rectangular y se muestra abierto al exterior en todo su perímetro y posee dos hileras de piedras de lavar dispuestas a ambos lados del cauce. El nacimiento del arroyo se halla en uno de sus laterales: cuenta con seis huecos ubicados entre los pilares y otro cuadrado de pequeñas dimensiones en el vértice del muro con la cubierta. Hoy se encuentra en desuso como lavadero, pero tradicionalmente fue utilizado por las mujeres del barrio y por los hortelanos para abastecerse de agua en el desarrollo de sus tareas, así como lugar de paseo al estar situado en un paraje natural de gran belleza.

Edificios y monumentos

Arquitectura civil

*Castillo de la Villeta (Bien de Interés Cultural, año 1985): Fortaleza andalusí situada a 740 m sobre el nivel del mar, al oeste del municipio de Castillo de Locubín, que conserva parte de la muralla noroeste. Este castillo se vio envuelto en la rebelión de Ibn Hafsun y hasta la caída de Granada fue objeto de numerosos asaltos y destrucciones por su estratégica posición entre Alcalá la Real y Priego. Su planta debió de ser casi circular, contando en el centro con una gran Torre del Homenaje, construcción de grandes proporciones que, ya en estado ruinoso, fue derribada por el viento el 16 de noviembre de 1593. Es fácil ver la influencia del castillo sobre el urbanismo radial de la población que creció bajo su amparo, quedando aún cubos y torreones tras las edificaciones contiguas. En 1914 sólo quedaban fuertes murallas y unos jardines en lo que fue la antigua plaza de armas.

*Torre de las Mimbres (Bien de Interés Cultural, año 1985): Torre situada en un cerro a 1009 m sobre el nivel del mar, pasando el Cordel de Alcaudete al norte. De planta circular con un perímetro en la base de 21,65 m., conserva la estructura abovedada de la cubierta y una escalera de caracol embutida en el grueso del muro que da acceso al segundo cuerpo. Tiene una puerta hacia el sur y una saetera hacia el este, no observándose ningún punto de techumbre del mismo. Parece que la torre debió sufrir distintas remodelaciones, alguna en tiempos muy recientes. Ejemplo singular, junto con la Torre de Charilla, de atalaya con sala a nivel del terreno y sala superior. Construcción de gran dimensión (6,72 metros de diámetro) que pudo tener, en origen, un cercado de protección.

*Torre del Puerto (Bien de Interés Cultural, año 1985): Torre medieval bien conservada, maciza, con una altura de 8 m. Situada en el punto más alto del Cerro de la Nava, a 1054 m sobre el nivel del mar, es difícil su accesibilidad, que hay que hacerla a pie por el roquedo. El acceso al interior es a través de una puerta elevada, de unos 4 m. De planta circular, está deteriorada únicamente en su base, no existiendo materiales en superficie que permitan fechar con exactitud su construcción. Ejemplo singular de torre con doble sala cupulada superpuesta, el topónimo de "El Puerto", indica la idoneidad de este lugar para controlar uno de los caminos que a través de la sierra permitían alcanzar Alcalá la Real desde el Castillo de Locubín.

*Torre de la Cogolla (Bien de Interés Cultural, año 1985): En la cota más alta del Cerro de la Cogolla, a una altitud de 729 m sobre el nivel del mar, se sitúa este torreón medieval de planta circular en el exterior y cuadrada en su interior, donde se aprecia una bóveda sobre pechinas. Esta torre es de las escasas muestras en la zona que presenta acceso en la base, pues en la mayoría de los casos son macizas y su acceso lo tienen en la parte superior. Con un diámetro de 4,94 m., el nivel de la sala se encuentra a 3,89 m y se accede a ella por una ventana-puerta, con arco de lajas, en su parte este. No queda resto alguno de la coronación, alcanzando lo conservado la altura de 7,53 ms.

*Torre de Triana: Estructura de volumen prismático e importantes dimensiones, situada junto a un cauce fluvial y un puente. Probablemente su uso fuese de control de paso.

Arquitectura religiosa

*Iglesia de San Pedro Apóstol (Bien de Interés Cultural, año 1983): Iglesia que data de finales del siglo XVI y principios del XVII. Es una construcción muy severa en términos arquitectónicos, hallándose sus elementos ornamentales más interesantes en la fachada. En origen fue de planta rectangular de una sola nave y coro a los pies, pero en el siglo XVIII se abrieron dos capillas cuadradas en los extremos del crucero, a la altura del presbiterio, de manera que hoy asemeja una cruz latina. La iglesia contaba además con vivienda y salón parroquial, luego demolidos tras inventariarlos. Posee dos portadas, la principal, a los pies de la nave, se cree obra de Juan de Aranda Salazar, compuesta por un hueco de medio punto entre columnas dóricas de fuste estriado sobre pedestal y entablamento; sobre ella muestra una hornacina con venera enmarcada por molduras y rematada en frontón triangular, entre arranques de frontón curvo con volutas. La portada lateral, atribuida a Ginés Martínez de Aranda, presenta un arco de medio punto sobre impostas, flanqueado por pilastras con capitel de triglifos, rematándose con frontón recto y pináculos de bolas.

*Ermita de San Antón: Ermita situada a la salida de la localidad, con muros construidos de mampostería con piedra y argamasa de tierra y yeso y cubierta interior de armadura de madera. El sistema de cubierta exterior es de dos vertientes y está construida con argamasa de yeso y teja árabe. Presenta una cruz de piedra en la fachada principal y un pilar-abrevadero adosado en su lateral izquierdo.

*Ermita de Nuestro Padre Jesús Nazareno:


Gastronomía

Entre las recetas de esta localidad, encontramos un plato propio de los aceituneros, el "remojón", de origen morisco, que alternaban, o acompañaban, con pan para suavizarlo, y que no es otra cosa que una ensalada de naranja con aceitunas negras, huevo duro y unas tiras de bacalao con mucho aceite de oliva donde poder mojar el pan. También son habituales las migas, que se hacen con miga de pan y se acompañan de calabaza, cebollas en vinagre, alcaparras o boquerones fritos.

En cuaresma es típico el plato de la "sopa de boladillos", un caldo de pollo al que se le añaden bolas de harina fritas y trocitos de pollo cocido, además de las frutas de sartén como los pestiños y los roscos fritos, o el tradicional postre festivo conocido como "manta de bizcocho", el cual una vez calado con almíbar o licor se rellena con cremas pasteleras o simples natillas de leche con huevo, siendo un apreciado dulce de fiestas de primera comunión, de aquellas que se hacían preparadas en la propia casa.

El verdadero impulso de la gastronomía castillera, sin duda, ha sido dado por la "fiesta de la Cereza", la cual se viene celebrando desde 1983 en los primeros días de junio. De hecho, el recetario local ya ha introducido en varios platos la cereza: pan con aceite y cerezas, gazpacho de segadores con cereza, pimientos rellenos de cereza o mermelada a base de este fruto son algunas de las especialidades que se pueden probar durante esa semana gastronómica.

Fiestas

Cartel de Semana Santa de 2010.

La vitalidad de las fiestas locales y, sobre todo, las relacionadas con la religiosidad popular, es creciente. La identidad popular pasa por la religiosidad popular y viceversa, se refuerzan. Se apoyan adicionalmente en la importancia que en la sociedad española ha desempeñado siempre las vivencias colectivas.

En la actual situación de anomia social, la gente regresa a los valores locales para compensar vacios que dejan los esquemas nacionales. De este modo la familia núcleo, el grupo y lo local se encuentran entre los principales soportes de la España actual.

En relación a las fiestas es interesante documentar su actual estado de autenticidad y vitalidad, sus peculiaridades y también tratar de enmarcarlas en el panorama y calendario festivo de Andalucía.

La decadencia del medio rural y la emigración han provocado el aumento de las fiestas menores de verano, por ser el periodo en el que la población originaria regresa a sus localidades. Así, en muchas poblaciones han aparecido las llamadas "ferias del emigrante", miniferias del verano con procesión del patrón, que en algunos casos han terminado por desplazar a las fiestas mayores o patronales, de primavera y otoño. En el caso de Castillo de Locubín no ha ocurrido así. Sus Fiestas Patronales se siguen celebrando en el mes de Septiembre, si bien son también muy populares la Fiesta del Emigrante y la de la Cereza en los meses del verano. También es veraniega y popularísima la Verbena del Carmen (16 de Julio).

El ciclo festivo tradicional de Castillo de Locubín, ampliamente estudiado por Rafael Álvarez de Morales y Ruíz, está profundamente enraizado en sus costumbres agrícola-festivas, muchas de ellas caídas en el olvido.


Las fiestas más populares son:

Cartel de la Fiesta del Emigrante de 2009.

Fiesta de San Antón. 17 de Enero.

Fiesta de la Candelaria. 2 de Febrero.

Carnavales de Castillo de Locubín.

Semana Santa.

Día de la Cruz. 3 de Mayo.

Corpus Christi.

Fiesta de la Cereza. 3er. Fin de Semana de Junio.

Feria de San Antonio. 13 y 14 de junio en Ventas del Carrizal.

Verbena del Carmen. 16 de Julio.

Fiesta del Emigrante. 7 y 8 de agosto (coincidiendo con el fin de semana en Ventas del Carrizal).

Fiestas Patronales. Del 7 al 11 de Septiembre.

Romería en honor a la Virgen de la Cabeza.

Tradiciones.

Otros edificios de interés

Ayuntamiento de Castillo de Locubín

Direccion: Calle Blas Infante, 19

Horario: 8:00 – 14:30h

Tfno.: 953 591 364

Fax: 953 591 311

Página web: www.aytocastillolocubin.es

Biblioteca

Dirección: Calle el Pósito, 4

Horario:

  • lunes a viernes: 16:30 – 19:30h
  • sábados: 10:00 – 13:00h

Teléfono: 953 590 560

Campo de Fútbol El Pedregal

Dirección: Calle el Pedregal, 6

Centro de salud

Consultorio Médico

Doctor Fleming s/n

Tfno.: 953 59 06 06

Casa de la juventud

C/ Reyes Católicos s/n

Tfno.: 953 59 03 92

Centro social

Centro Social

Doctor Fleming 19

Tfno.: 953 59 05 36

Guardería Infantil

C/ Doctor Fleming s/n

Tfno.: 605459579

Unidad de estancia diurna "la amistad "

Avda de Andalucía s/n

Tfno.: 953 59 02 28

Juzgado de paz

C/ Pósito s/n

Tfno.: 953 59 03 11

Guadalinfo

Dirección: C/ Cantón Alto, 1. Teléfono: 953 59 00 27

Internet rural

C/ Reyes Católicos s/n Tfno.: 953 59 03 92

Biblioteca

C/ Pósito, s/n Teléfono:953 59 05 60

Educación

Centro de adultos s.e.p. "el cerezo"

C/ Los Albergues Tfno.: 953 59 16 71

C.E.I.P. Miguel Hernández

C/ EL Pedregal s/n Tfno.:593 59 00 52

CPR "Valle de San Juan"

C/Iglesia s/n Tfno.:953 59 51 66

IES "Pablo Rueda"

C/ EL PEDREGAL S/N Tlf: 953599922

Ver datos estadísticos de la sociedad de Castillo de Locubín

Bibliografía

Referencia

Este artículo incorpora material de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia GFDL.


www.castillodelocubin.es

www.castillodelocubin.com

http://www.pueblos-espana.org/andalucia/jaen/castillo+de+locubin/

www.guadalinfo.net

Entradas relacionadas

Enlaces externos

Principales editores del artículo

Hay 22 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

2.8/5 (5 votos)